Luis Cordero y Presidente Córdova

Asamblea no censura a exministro de Cultura, pero la votación sería reconsiderada

El Juicio Político contra el exministro de Cultura, Raúl Pérez Torres, realizado el 15 de enero en la Asamblea Nacional, contó con la presencia de 82 de los 137 asambleístas.

El informe entregado por la Comisión de Fiscalización y Control Político de la Asamblea Nacional estableció 12 conclusiones:

1. “La actual distribución del presupuesto correspondiente a la Casa de la Cultura Benjamín Carrión tiene una clara orientación centralista, ya que más del 50% del mismo se concentra en su Sede Nacional establecida en Quito.

2. Esta inequidad en la distribución de los recursos estaría atentando contra el derecho de los ecuatorianos de acceso a la cultura y de los gestores culturales, e impidiendo un adecuado mantenimiento de la infraestructura administrativa y patrimonial de las provincias.

3. La actual estructura administrativa y de distribución de los recursos al interior de la Casa de la Cultura Benjamín Carrión no corresponde a un modelo de gestión desconcentrado y descentralizado.

4. De la documentación analizada y de la comparecencia del exministro de Cultura y Patrimonio Raúl Pérez Torres, ante la Asamblea Nacional, se evidencia su voluntad de no acatar y oponerse a lo que dispone la Ley Orgánica de Cultura y su Reglamento.

5. La Junta Plenaria de la Casa de la Cultura, en presencia del exministro Raúl Pérez Torres, quien se abstiene al momento de la votación de la resolución, mediante la cual se declara ilegal e inconstitucional el Reglamento expedido por la Presidencia de la República, se abrogan competencias de la Corte Constitucional del Ecuador.

6. El exministro de Cultura y Patrimonio no aplicó lo que dispone la Ley Orgánica de Cultura en cuanto a la distribución del presupuesto para la sede central de la Casa de la Cultura Benjamín Carrión y sus núcleos provinciales, ni tampoco el reglamento General de Aplicación emitido por la Presidencia de la República, lo que configura la causal de incumplimiento de funciones.

7. Además, en la documentación de descargo presentada por el exministro, defiende que es al titular del Ministerio de Cultura y Patrimonio, a quien le correspondería el emitir el reglamento para la aplicación de la Ley Orgánica de Cultura, y no al a Presidencia de la República.

8. Enviar el presente informe al Ministro de Cultura y Patrimonio, a fin de que se tomen los correspondientes [sic], para dar cumplimiento a lo que dispone la Constitución, la Ley Orgánica de Cultura y su Reglamento General de Aplicación, en aras de que se fortalezcan los procesos de descentralización, se garantice el derecho de acceso a la cultura de todos los ecuatorianos y se proteja sus bienes patrimoniales.

9. Enviar el presente informe al Ministerio de Trabajo, a fin de que se investiguen las denuncias de trato salarial inequitativo en los núcleos provinciales; además, que se analice el actual Orgánico Funcional de la Sede Nacional de la Casa de la Cultura, a fin de que corresponda a sus competencias establecidas en la Ley, que no son de ejecución.

10. Enviar el presente informe al Consejo Nacional de Competencias y al organismo rector de la planificación nacional, a fin de que se analice las actuales denuncias de que no se estaría cumpliendo el mandato constitucional de descentralizar y desconcentrar la gestión de la cultura y de que la Sede Central de la Casa de la Cultura Benjamín Carrión estaría ejerciendo competencias más allá de las dispuestas por la Ley.

11. Enviar el presente informe a la Sede Nacional de la Casa de la Cultura Benjamín Carrión, para que se tomen los correctivos que la encaminen a una gestión descentralizada y desconcentrada de la cultura.

12. Enviar el presente informe a la Contraloría General del Estado para que se investigue el presunto cometimiento de infracciones administrativas, civiles y penales.”

 

VOTACIÓN SERÍA RECONSIDERADA

Se mocionó censurar al exministro de Cultura por sus omisiones y el resultado de la votación fue el siguiente: 59 votos afirmativos, 0 negativos, 0 blancos y 23 abstenciones. En consecuencia, no se aprobó la moción presentada en el Pleno.

Pero estos resultados no son definitivos y deben ser reconsiderados en una próxima sesión de la Asamblea.

Actores y gestores culturales manifestaron que se mantendrán unidos, avanzando a paso firme por la defensa de sus derechos culturales.

 

Dejar un comentario