CCE Núcleo del Azuay se declara en resistencia y vigilia permanente

Luego de que miembros de la Policía Nacional y militares ingresaron el domingo 19 de junio a las instalaciones de la Sede de la Casa de las Culturas en la ciudad de Quito para realizar la requisición de las instalaciones, el directorio de la CCE Núcleo del Azuay resolvió declararse en resistencia y vigila permanente, en apoyo a la Sede Nacional.

En este sentido el director de la CCE Núcleo del Azuay Martín Sánchez junto a los miembros del directorio provincial Priscila Solano, Pilar Tordera y Enrique Núñez, en una rueda de prensa efectuada el lunes 20 de junio en la Sala de Conciertos de la institución, dieron a conocer las resoluciones acordadas.

Resoluciones:
  1. Apoyar la resolución de la Junta Plenaria aprobado por unanimidad.
  2. Exigir la inmediata desocupación de las fuerzas policiales y militares de la Casa de la Cultura Sede Nacional y que se deje sentar un precedente que ningún Núcleo Provincial en especial el del Azuay puede de ninguna manera convertirse en un espacio para el uso de la fuerza pública y de políticas que son ajenas a su naturaleza.
  3. Sumarse a las diferentes manifestaciones legítimas de la ciudadanía, y organizaciones sociales, convocamos a los diferentes sectores de la cultura a la defensa de los derechos primordiales y básicos sobre los cuales ejercemos nuestro trabajo.
  4. Exigir un pronunciamiento y la presencia de la Ministra de Cultura como ente rector en la Casa de la Cultura Ecuatoriana en su Sede Nacional y también aquí en la ciudad de Cuenca.
  5. Mostrar nuestro agradecimiento a todas las instituciones públicas y privadas como la Universidad de las Artes, la Universidad de Cuenca, la Universidad Andina, los medios de comunicación, que han demostrado hasta el momento su solidaridad con nosotros y su rechazo absoluto a la intromisión del Estado en el ejercicio de la cultura.
  6. Declarar que la Casa de la Cultura Núcleo del Azuay es un espacio de legítimo ejercicio y por tanto de defensa de los derechos de toda la ciudadanía por lo tanto será un espacio que estará al servicio de los ciudadanos y ciudadanas que ejerzan su legítimo derecho a la protesta social y que desean vivir en democracia.

Martín Sánchez, director de la CCE Núcleo del Azuay, recalcó que la Casa de la Cultura es un lugar de diálogo, de disenso, de debate y construcción democrática; un escenario donde se expresa la complejidad de lo que somos.

«Hoy esteremos a las 16h00 junto con todos los colectivos por el derecho que ha sido violentado, en este caso de la autonomía de nuestra institución, más toda la realidad del país», concluyó Martín Sánchez.

More Articles

Menú