Ministra de Cultura recibe Manifiesto para solicitar la declaratoria de la cultura como un servicio esencial en el Ecuador

Antecedentes

Con el objetivo de generar un contexto más favorable para la reactivación cultural del Ecuador, sector afectado por la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, se elaboró un Manifiesto que recogió 3.561 firmas y fue entregado a la Ministra de Cultura y Patrimonio (MCYP) María Elena Machuca. La intención es pedir tanto al Ejecutivo como al COE Nacional que se declare a la cultura como “servicio esencial en Ecuador”, con el propósito de articular en conjunto una serie de estrategias y acciones para proteger y garantizar el acceso a la cultura.

Instituciones firmantes

Esta declaratoria fue impulsada por la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Azuay (CCE Azuay), Núcleo de Manabí (CCE Manabí) y Núcleo de Tungurahua (CCE Tungurahua); la Universidad de las Artes (UARTES), a través del Instituto Latinoamericano de Investigación en Artes (ILIA); la Universidad Politécnica Salesiana (UPS), a través de su Maestría de Gestión Cultural; el Centro Interamericano de Artesanía y Artes Populares (CIDAP); la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), la Universidad de Cuenca (UCUENCA), así como varios colectivos y agrupaciones culturales.

Peticiones

  1. Que, con el apoyo del MCYP se impulse que el Ejecutivo declare a la cultura como un servicio esencial del Ecuador con el objetivo de garantizar los derechos culturales fundamentales de actores culturales y ciudadanía.
  2. Realizar un acercamiento conjunto con el MCYP a la función legislativa, específicamente la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, con el fin de que la asamblea declare a la cultura como servicio esencial del Ecuador dentro del marco normativo vigente.
  3. Fortalecer los protocolos de bioseguridad que ya se vienen trabajando desde el MCYP para plantear al COE Nacional una serie de medidas destinadas a garantizar la continuidad de las actividades de la cultura, a pesar de las restricciones que se puedan llegar a imponer por la pandemia.

Principalmente: disponer la posibilidad de ejecutar actividades culturales en equipamientos y centros de este tipo, con un 50% del aforo y bajo estrictas medidas de bioseguridad aprobadas por autoridad competente, como ya sucede en centros comerciales y restaurantes.

  1. Obtener el apoyo del MCYP para plantear a los COEs cantonales el uso de los protocolos mencionados, así como de las medidas técnicas destinadas a garantizar la continuidad de las actividades de la cultura a pesar de las restricciones que se puedan llegar a imponer por la pandemia.
  2. Evaluar conjuntamente la situación actual de los sectores culturales a causa de los efectos de la pandemia mediante la conformación de una mesa nacional de cultura, impulsada por el MCYP e integrada por los actores e instituciones del Sistema Nacional de Cultura, así como por las instituciones que trabajan en el levantamiento de información cultural, con el fin de recoger las necesidades progresivas de los sectores culturales de cara al análisis y desarrollo de nuevas medidas de soporte.

Conclusiones

Las instituciones, colectivos y agrupaciones firmantes esperan contar con el apoyo de las autoridades del ramo, para generar un trabajo conjunto que permita mejorar el acceso a los bienes y servicios culturales como servicios esenciales (estratégicos) del Ecuador, de forma que las y los ciudadanos puedan seguir ejerciendo sus derechos culturales.

More Articles

Menú